Cómo escribir un blog de Fotógrafo para posicionarte

Casi todos los fotógrafos tenemos blog pero pocos saben cómo escribir un blog de fotógrafo para posicionarse y para lograr contratos o encargos.

En este artículo te pongo las claves que has de tener en cuenta para poder lograr ambas cosas, hacer SEO para Fotógrafos y vender tus servicios. Toma papel y lápiz que despegamos.

Cómo escribir un blog de fotógrafo: la arquitectura

Tu marca como parte de tu SEO

Lo primero que tienes que pensar ante el dilema de cómo escribir un blog es en la arquitectura que ha de tener la web y el blog, porque de ambos estamos hablando.

De hecho es el blog el que posiciona la web y no al contrario.

Te voy a poner ejemplos, que son de fotografía social, bodas o similar, pero igual vale si te dedicas a fotografía de arquitectura o de viajes.

En esta arquitectura de tu web/blog  tienes una keyword principal que es la que te define a ti y a tu actividad, por ejemplo: Elena Resti, Fotografía de Viajes.

Esta keyword es lo que te define, lo que eres y lo que te identifica. Debes de poner empeño en que aparezca en tus artículos como parte de la firma, en el nombre de tus fotos, en tus cuentas de tus redes sociales, etc.

Es lo que se conoce como keyword de marca o brand keyword. Generar SEO para tu marca es importante porque esa relevancia se la pasarás a todo lo que toques, como el Rey Midas convertía en oro todo lo que tocaba.

Si tu marca tiene un seo importante se lo trasladarás a tus entradas, a tus fotos y a tu web.

 

Tus servicios como parte fundamental de tu SEO

Cuando te planteas cómo escribir un blog siempre llegas a las dudas típicas con las categorías, las etiquetas y cómo encajar todo esto con tus servicios.

Pues bien, en esta jerarquía de la arquitectura de tu web, justo debajo de tu keyword de marca, tienes tus servicios que puede ser sólo uno o pueden ser varios, eso no importa. Lo que si es importante es que tu web/blog no tenga más de 3 o 4 servicios diferentes. Si tienes más deberías pensar en partir la web en dos o agruparlos por bloques de temas.

Supongamos que tenemos una web en la que ofreces servicios de bodas y de fotos de familia. Estos dos grandes bloques tienen asociados otros temas más pequeños.

En el caso de las bodas tienes tres subtemas: preboda, boda y postboda.

En el caso de la fotografía de familia puedes poner: embarazo, bebés, familias en grupo, niños, comuniones… Como ves en este grupo se pueden poner diferentes cosas.

De este modo, con sólo dos grandes grupos simplificas la información y la ofreces de un modo más claro. El visitante de tu web sólo tiene que escoger entre dos bloques.

Esto te permite concentrar el SEO en las dos siguientes keywords:

1 Fotografía de boda

2 Fotografía de Familia

Estos dos servicios han de estar en el menú de tu web y en la página de inicio de forma obligatoria.

También tendrás que tener en tu blog varias categorías que reflejen los servicios que ofreces. En este caso las categorías serían:

– fotografía preboda

– fotografía de boda

– fotografía postboda

– fotos de embarazo

– fotografía de bebe

– fotos de niños

– etc

Tendrás que estudiar en cada caso si te merece la pena más poner “fotografía de boda” o “fotos de boda” igual que “fotos de niños”o “fotografía de niños” o cualquiera de sus variantes.

Es decir, las keywords se han de escoger porque se parecen al modo en que las personas hacen sus búsquedas en Google.

Una cosa que no se suele hacer y es un error es hacer seo en las categorías. Si tienes WordPress y has instalado YOAST SEO no te cuesta nada entrar en la configuración de las categorías y cumplimentarlas tal cual haces con tus entradas y con tus páginas. De ese modo les das relevancia y las posicionas.

Recapitulemos. Tienes una keyword principal o keyword de marca. Debajo de ella tienes las keywords de los servicios genéricos y justo debajo de ellas las keywords de los servicios más específicos y que pertenecen a una misma familia o grupo de servicios.

Además las categorías del blog coinciden con las keywords de los servicios específicos. Como ves estamos generando una especie de ramificación, de menos a más.

 

El SEO long tail es la clave de todo

Una vez que tienes estas keywords de los servicios específicos tienes que seguir profundizando en el detalle del as keywords. Cuantas más palabras tenga una keyword, menos competencia tiene y más fácil es posicionarse para ella. Es lo que se conoce como tráfico Long tail y que ya expliqué en el blog.

Aquí el truco consiste en desmenuzar cada keyword de servicio en otras decenas o centenares de keywords más complejas que te posicionen.

Por ejemplo, si se trata de fotografía de preboda puedes hacer una lista de artículos que hablen de cosas que les puede preocupar a las novias cuando organizan su boda:

Fotos de preboda en Madrid: los 10 sitios más románticos

Fotografía preboda moderna

fotografía preboda en la nieve

fotos preboda al amanecer

etc.

La lista sería (y es interminable)

Estas son posibles pregunta que podría hacer una novia en Google para encontrar información sobre fotografía preboda…porque se trata de eso, de que la novia te encuentre a tí cuando necesite esa información.

¿O crees que una novia que está buscando información sobre prebodas le interesará mucho tu post sobre el preboda de Marcos y Esther en el que no hablas nada de lo que le interesa y sólo pones fotos de ese trabajo? Seguro que ninguna novia buscará tu artículo de preboda de Marcos y Esther.

Dicho de otro modo, todos los artículos que tienes escritos en tu blog con esos títulos como “boda de Pero y María” en los que no escribes nada y pones las 200 fotos del reportaje no te sirven para nada. No te posicionan, no logran cautivar a los visitantes y no venden tus servicios.

Entonces ¿para qué sigues publicando artículos en el blog así?

Y lo que es más importante ¿cómo debes escribirlos para que sean realmente útiles al SEO y para vender?

Dicho con otras palabras ¿Cómo escribir un blog para que me posicione y para vender?

 

Cómo escribir un blog de Fotógrafo para SEO y ventas: estrategia de copywriting

La estrategia es fundamental, sin ella no hay objetivo, meta, planes, nada tiene sentido. De modo que ¿cuál es el objetivo de nuestra web? VENDER

Ese es el único objetivo de tu web, que te contraten. Para eso necesitas lo siguiente:

a) Tráfico interesado en tu contenido, en lo que aportas y ofreces

b) convertir ese tráfico en clientes

Tan simple y tan complejo al mismo tiempo.

El tráfico de calidad como parte inicial de la venta

Tráfico de calidad es el que está interesado en lo que ofreces, está buscando lo que ofreces y está en disposición de comprar lo que ofreces.

La familia de Marcos y Esther verán las fotos que les has hecho y has publicado en el blog pero no son tu público objetivo.

Los compañeros de los grupos de Facebook donde compartes esas entradas tampoco son tu público objetivo, de hecho son tu competencia.

De modo que ni el contenido ni el lugar en donde lo compartes te ayuda a vender nada. Has de cambiar el modo de trabajar.

Para ello necesitas pensar como una novia, o como una mamá embarazada..o como una editorial que busca fotos de viajes. Pongo un sólo ejemplo, pero lee entre líneas y verás que es igual para otros sectores.

¿Qué busca una novia….antes de buscar al fotógrafo que suele ser el último al que busca? una novia busca organizar su boda. Y como es la primera vez que se casa está perdida, no sabe a dónde acudir.

Necesita ayuda para todo, vestido, alianzas, flores, zapatos, maquillaje, peluquería, banquete, viaje de boda, ceremonia, etc, etc.

En todo eso tú sabes mucho más que ella y tienes fotos para escribir 10 libros que le pueden ayudar a organizar su boda. Si, además, los compartes en los lugares en los que las novias se reúnen mientras organizan su boda…igual hasta alguna lo ve ¿no te parece?

Por tanto, publica artículos que sean de ayuda para tu cliente y que le solucione problemas.

Escribe en primera persona, de tú a tú, igual que vengo yo haciendo contigo todo este artículo y los anteriores de este blog.

Escribe títulos que sean parecidos a las posibles preguntas que haría tu cliente en Google. De ese modo ayudas a centrar el tema y te vas posicionando por esas keywords.

Estructura el texto en apartados, secciones, listas, etc. para hacerlo más ameno y más claro.

No hables de tí, de lo bueno que eres ni de las fotos tan chulas que haces. Eso ya lo está viendo en tus artículos ya que mientras le ayudas con tus artículos, estos los ilustras con tus fotos, con tu marca de agua o tu firma en ellas.

En resúmen, deja de escribir artículos para tus clientes pasados y comienza a escribir artículos para tus futuros clientes.

 

El contenido relacionado con tus servicios como parte de la venta

Antes he hablado de los servicios que ofreces en tu web y de cómo puedes organizar esa arquitectura de keywords de más importante a más detallada.

Los artículos del blog forman parte de la web y todos ellos deben de formar parte de una categoría, una sola a ser posible, y nunca a una categoría de “otros” o “sin categoría”.

Todos los artículos deben de formar parte de una categoría…¿por qué? Porque esa relación hace que los artículos posicionen la categoría y ésta la misma web.

Es como si crearas una red de hilos que estiran de la web hacia arriba.

En la primera página de Google has logrado colocar varias entradas de tu blog para keywords longtail. Estas entradas forman parte de una categoría y le están diciendo a Google que tienes contenido de valor en esa categoría, de modo que posicionas indirectamente a la categoría.

Como las categorías están apuntando a tus servicios, de paso que se ven posicionadas por tus artículos longtail, tiran también de tus servicios hacia arriba posicionándolos.

Éstos a su vez tiran de la página de inicio que se ve beneficiada por ese trabajo desde abajo.

De modo que los artículos longtail reciben visitas de personas interesadas en tu contenido. Además de estar interesadas, son personas que están en disposición de contratar tus servicios puesto que han llegado a tu web por ese motivo, buscando el contenido que has escrito para ellos.

Ese tráfico de valor es tenido en cuenta por Google para darle relevancia a tu web y posicionándola cada vez más arriba.

Como ves, el SEO no te hace vender más, es tu contenido el que te hace vender más y, de paso, de posiciona mejor.

A esto le has de ayudar con una web que tenga un diseño y formato que facilite que se pongan en contacto contigo y que te contraten.

Esto, que parece evidente, lo digo porque veo todos los días de fotógrafos en las que hacer esto es una proeza, como si el fotógrafo no quisiera que le contraran o le sobraran los clientes.

 

CONCLUSIONES

Espero que este artículo te remueva las entrañas y te ayude a cambiar tu modo de trabajar.

¿Qué cosas vas a cambiar después de leer el artículo? ¿en qué te has visto reflejado? Si haces ya cosas como las que describo en el artículo, cuenta tu experiencia ¿cómo lo hiciste y cómo te va ahora?

Comparte tus experiencias y sobre todo comparte este artículo en tus redes sociales. Y si dejas una valoración y un comentario te lo agradeceré.

 

Por cierto, tienes a tu disposición un Manual de SEO para fotógrafos que puede ayudarte en la mejora de tu posicionamiento.

También tienes un catálogo de Servicios SEO para Fotógrafos en los que puedo ayudarte a posicionar tu web mientras aprendes cómo hacerlo tú mismo.

Y también he comenzado a organizar unos cursos de SEO estratégico y Marketing presenciales. Revisa las fechas y las ciudades en los que los organizo para poder asistir si estás interesado en el SEO.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

  • Claridad
    0.0
  • Utilidad
    0.0
  • Originalidad
    0.0