Contratos de fotografía: todo lo que necesitas saber para hacerlos bien

Los contratos de fotografía son los grandes olvidados del negocio fotográfico.

Pocos fotógrafos utilizan a diario modelos de contratos fotográficos para sus trabajos.

Y es fácil que si usas alguno de los que se mueven por Internet no sean del todo correctos.

En este artículo y en el vídeo te comento las ideas principales que debes tener en cuenta para hacer tus propios modelos de contratos de servicios de fotográficos para que sean funcionales y correctos.

Además, en el final del artículo te puedes descargar un documento que contiene e textos juntos.

El contenido es el siguiente:

– un modelo de contrato de fotografía de boda neutro que tengo en mi ordenador desde no se sabe cuándo.

– el contrato de fotografía de boda que yo siempre he usado con mis clientes.

– un contrato de boda que me han pasado hace pocos días. A este modelo le encuentro muchos fallos. He intercalado comentarios en las partes que no me gustan para que conozcas mis razones. También añado en algunos casos una propuesta de redacción alternativa.

– el modelo de hoja para cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos de España. Por si te sirve de ayuda para tu hacer la tuya o incorporar esas ideas a tus contratos de fotografía.

Espero que este artículo, el vídeo y los documentos adjuntos te aporten la información que necesitas para hacer o mejorar tus propios modelos de contrato de reportaje fotográfico.

 

 

1 – Contratos de Fotografía: el vídeo

Escucha el vídeo mientras haces tareas ligeras, organizas tu mesa o tomas un bocado.

Antes de que te des cuenta ya estarás listo para leer el resto del artículo. Ya sabes que el contenido no coincide totalmente.

 

 

2 – ¿Por qué necesitas contratos de fotografía?

Los contratos de servicios fotográficos establecen un marco regulador de las relaciones entre tu cliente y tú.

Te permite establecer, entre otras cosas:

1 – una lista de derechos y obligaciones

2 – unas consecuencias de penalización por el incumplimiento de las obligaciones

3 – una limitación a tu responsabilidad por culpa o negligencia

4 – un método de resolución de conflictos pactado

5 – algunas cláusulas que son de obligado cumplimiento en el ordenamiento jurídico de tu país o región.

 

Yo siempre digo que un contrato de fotografía te pone a salvo de clientes pendencieros.

Éstos, ante un contrato fotográfico, se lo piensan dos veces antes de apretarte las tuercas. Saben que sólo pueden moverse dentro del contrato y eso limita mucho sus deseos de bronca.

Yo siempre les digo a mis clientes cuando leen el contrato que sólo lo he escrito para defenderme de las personas malas.

Añado que como ellos son buenas personas no habrá necesidad de acudir a él.

Es una treta psicológica que me funciona.

 

Hay otra razón de peso para usar contratos de fotografía: tu propia imagen como profesional mejora con creces.

Si los usas de modo habitual tus clientes te verán como una persona más seria que se preocupa por hacer bien las cosas.

Ante una seriedad así es más complicado tener clientes molestos. Estás levantando un muro imaginario y estás subiendo peldaños en tu reputación.

Sólo eso ya hace que merezca la pena.

 

 

premios bitacoras 2016

 

3 – Contratos de fotografía: elementos básicos imprescindibles

Todo contrato de fotografía debe de tener algunos elementos básicos que no pueden faltar.

En realidad muchas de estos elementos no puedes faltar en ningún contrato sea del tipo que sea. Pero en el mundo de la fotografía hay algunas consideraciones específicas que hay que observar con más atención.

 

1 – Datos de las partes

Es evidente que en todo contrato es imprescindible identificar a las partes contratantes.

En la fotografía profesional esto algunas veces puede ser complejo.

Si contratas con una empresa ésta es el cliente. Pero necesitarás añadir los datos de la persona o personas de contacto.

Si contratas con una pareja de novios para hacer un reportaje de boda necesitarás los datos de ambos.

Si haces fotos a un menor, el cliente son los padres y por eso tendrás sus datos. Al menos de uno de los padres. Pero también es conveniente para tu marketing tener los datos del menor y su fecha de nacimiento. Así sabrás cuando deja de ser menor y puedes acceder a él directamente sin autorización paterna.

 

2 – Descripción del trabajo

No puede haber contratación de servicio de fotografía sin que identifiques qué debes de hacer.

La descripción debe de ser lo más detallada que puedas.

Incluye todos los actos que tengas que hacer, todos los procesos y todas las gestiones.

Es bueno que añadas para cada fase la cantidad de tiempo que te llevará desarrollarla.

Básicamente el propósito de esto es valorizar tu trabajo. Si sólo describes “reportaje de fotografía de bautizo” sin más, no estás diciendo más que el resultado.

En realidad tu trabajo es mucho más elaborado.

Puedes añadir el tiempo de desplazamiento hasta el lugar en el que harás las fotos. La cantidad de tiempo haciendo fotos en ese lugar.

Los trabajos posteriores como descargar las fotos, seleccionarlas, hacer copias de seguridad, la postproducción de las fotos, etc.

Siempre indicando el tiempo total que te lleva cada fase.

De este modo, si en algún momento aparece alguna reclamación sobre tu trabajo o el precio, puedes acudir al contrato que para eso lo haces.

 

 

4 – Precio detallado

El precio es una de las partes más importante de tu servicio ya que es lo que te permite seguir en este negocio.

Pero es mejor que el precio lo pongas lo más detallado posible y desglosando qué parte del precio corresponde a cada cosa.

Si crees que en tu trabajo puede haber extras en un momento posterior no está de más que lo añadas como elementos opcionales.

¿Por qué? Pues por una sencilla razón, por precaución.

 

Te contaré una corta historia real que me pasó a mi.

Contraté una boda con una pareja de lo más divertida si simpática.

Todo fue a pedir de boca, genial.

Pasaron unos meses desde la boda.

INCISO: esta boda se realizó con negativo y en una época que era corriente que los novios compraran copias en 15X20 para sus familiares y amigos.

Vinieron a solicitar su pedido de segundas copias de 15X20. Era un pedido grande. Les dije el precio total de su pedido y se montó una gran bronca.

Ellos me juraban y repetían una y otra vez que yo les dije que el precio de esas copias era 200 pesetas y no las 500 pesetas que les quería cobrar.

No pude convencerles de que era total y abolutamente imposible que yo le diga a nadie un precio que jamás he usado. Yo nunca vendí ese tamaño a ese precio, nunca. De modo que no podría haberlo dicho ni por error.

Además hacía varios años que ese precio estaba congelado, sin modificaciones.

Me obligaron a bajar el precio bastante para no crear un problema mayor.

 

MORALEJA: si pones en tu contrato un anexo con precios de opciones u otros servicios adicionales jamás podrá nadie decirte que les dijiste que algo valía una tercera parte de lo que realmente cuesta.

 

¿Entiendes ahora por qué es tan importante que tengas un contrato para tus trabajos de fotografía?

 

5 – Medios y plazos de pago

Es lógico. Si pones el precio tendrás que indicar cómo y cuándo se paga.

Pero no sólo eso. Este apartado debe también servir para:

– poder establecer un pago por señal de reserva de fecha

– determinar los plazos de los pagos si es que hay varios

– las posibles penalizaciones por falta de pago. Puede llegarse incluso a la cancelación del contrato por falta de pago en el plazo establecido.

– los métodos de financiación si aportas ese tipo de servicio de modo directo o indirecto

 

Mi recomendación es que tomes siempre un pago en modo de señal y reserva de fecha.

Esta cantidad no puede ser ridícula porque facilitará que tus clientes más desconsiderados cancelen la cita o el reportaje ya que no les supone un gasto elevado.

Además a ti te supone un trastorno acordar una fecha para luego no hacer nada. Puedes perder trabajos para ese mismo día y hora por estar reservado para otra persona.

Yo pediría al menos el 30% del importe del trabajo en concepto de señal.

Es evidente que el pago de la señal siempre es parte del precio. Es decir, si tu cliente te paga 300€ en concepto de señal, le quedarán 300€ menos por pagar sobre el precio final.

Es importante que distingas el pago de la señal del resto de los pagos.

En caso de cancelación del contrato por cualquiera de las partes el importe de la señal sirve para calcular la indemnización.

Si cancela el contrato el cliente, éste perderá el importe de la señal pero no el resto del dinero.

Si cancela el fotógrafo, devolverá todo el dinero aportado por el cliente íntegramente. Además pagará una indemnización equivalente al importe de la señal.

Es decir, que le deberías devolver el doble de la señal más el resto del dinero.

 

Ten mucho cuidado si dejas pendiente alguna cantidad por cobrar hasta que esté terminado el trabajo, para cobrar a la entrega del mismo.

En algunas ocasiones el cliente desaparece o se niega a pagar por las razones más diversas. Necesitas tener previsto ese caso para poder proceder al cobro.

Un caso especial es el de los reportajes de boda.

La experiencia me ha demostrado que los novios se van de viaje muy ilusionados para llegar y ver las fotos a su regreso, pero esa ilusión se la dejan en el hotel.

Al final pueden pasar más de 6 meses sin tener noticias de los novios. Y lo peor es que se han gastado el dinero en el viaje y otras cosas para su nueva vida y tú eres el último.

Por eso es mejor que cobres el 100% por adelantado o, como mucho, que dejes el 20% para el momento de la entrega.

Piensa que los otros profesionales a los que pagan los novios por motivo de su boda cobran como tarde el día de la boda. El hecho de que tú les entregues las fotos 4 días más tarde no es motivo para dejar de cobrar el 50% o más.

 

Hay otro motivo de preocupación con los reportajes de boda. Es posible que los novios vuelvan divorciados del viaje de novios. No es tan raro como puedes pensar.

En un caso así, si quedan pagos pendientes, ¿quién se hace cargo? deberías pensar en poner una cláusula en tu contrato que lo regule.

 

6 – Plazos de entrega y material a entregar.

Las fotografías y material correspondiente deben tener un plazo de entrega que se refleja en el contrato.

También debes indicar los medios materiales o digitales que incluyes como soporte de tu trabajo.

En el caso de que sean fotos físicas en papel y álbumes debe quedar bien claro los tamaños, modelos, cantidades y otros accesorios que puedan acompañar.

Si son soportes digitales (fotografía en archivo) tendrías que indicar si serán para descargar mediante un enlace o se entregarán en algún soporte como un lápiz USB o disco DVD.

Como he dicho antes, cuanto más detallado mejor.

 

No está demás que demuestres tu compromiso con los clientes imponiéndote a ti mismo una penalización si incumples tus plazos de entrega.

No hace falta que sea muy llamativa, sólo que de la impresión que te tomas en serio tus compromisos.

 

7 – Limitación o exenciones de responsabilidad

No quiere decir que te lavas las manos si pasa algo. Se trata de poner un límite a la voracidad de tus clientes.

Por lo general cuando un cliente llega hasta el punto de reclamarte ante un juez es porque está muy pero que muy enojado. Pero también puede ser que se trate de una pareja de psicópatas o sociópatas que les da igual todo con tal de sacar la boda gratis y ponerte en un problema.

Los apartados del contrato que limitan o modulan tu responsabilidad te protegen de estas personas.

 

8 – Derechos de imagen y protección de datos

Es un apartado que cada vez cobra más importancia dada la actual legislación.

Cualquier intento de obligar al cliente, por la fuerza de los hechos, a que te deje exponer las fotos que el hagas, es nula además de una tontería.

Todos tenemos derecho de cancelación de la autorización de uso de nuestros datos. Si una pareja te firma un contrato en el que les obligas a darte permiso para exponer las fotos por mero hecho de firmar el contrato, esa misma pareja puede darte al minuto siguiente una carta exigiendo la cancelación de la autorización.

De este modo tú te quedarías sin poder enseñar las fotos porque tendrías que obedecer la ley.

Hay un método mejor para lograr lo que deseas. Te lo explico en el vídeo.

 

9 – Revocación del contrato en el plazo legal

Desconozco cómo será en otros países, pero en España todos tenemos derecho a tener unos días de reflexión después de haber firmado un contrato.

Dentro de ese plazo legal de reflexión el cliente puede cancelar el contrato sin sufrir ninguna penalización en absoluto.

El motivo por el que el legislador obliga a incluir este derecho es para evitar que todos podamos caer en las garras de un gran vendedor que nos deja sin la camisa.

El hecho de que tú no la pongas no elimina este derecho ya que está en las leyes españolas. Pero si tú lo incluyes le das al cliente una sensación de mayor seguridad y tranquilidad que podría beneficiarte.

 

 

premios bitacoras 2016

 

 

 

4 – Redacción de los contratos de fotografía

Los contratos son ley entre las partes. Por ese motivo es necesario que su lenguaje y modo de redactarse se acerque lo más posible al técnico jurídico que al coloquial.

Redactar un contrato en lenguaje coloquial, además de incorrecto, puede dar lugar a muchas confusiones por falta de precisión.

Estas imprecisiones pueden, más tarde, causarte problemas.

 

Una característica de los contratos y del lenguaje jurídico es que no usa adjetivos o palabras vacías. A cada cosa se le llama por su nombre o por el papel que ocupa en el contrato.

Lo digo porque he visto algún contrato (como el que podrás descargarte) en que el fotógrafo que lo redactó se llama a si mismo “el autor” y a los clientes “la pareja”.

Que el fotógrafo sea “el autor” es pretencioso desde un punto de vista coloquial pero es impreciso en un lenguaje jurídico. No se especifica de qué es autor. Podría tratarse del autor de una calamidad que impide que se celebre la boda o del autor de un acto que provoca una avería en tu cámara de fotos.

Recuerda que en el Derecho suele hablarse del “autor del delito”. Por tanto, en tus contratos, llámate por lo que eres en el mismo contrato. Es decir, serás el fotógrafo o el videógrafo.

 

En el caso de los clientes tampoco es correcto llamarles “la pareja” porque es tremendamente impreciso jurídicamente. Pero es que desde el punto de vista coloquial supone tomarse unas confianzas con tus clientes que les niegas si te autodenominas “autor”.

El modo correcto de llamar a tus clientes en tus contratos es precisamente el lógico. Les llamarás “cliente” simplemente o en los contratos de fotografía de boda podrás decir los novios o los contrayentes.

Piensa que “novios” hace referencia a un modo de vivir la relación de pareja antes del matrimonio y que, realmente, no siempre tiene que ser aplicable a todos tus clientes.

Si les llamas clientes jamás te equivocarás porque eso es precisamente lo que son.

 

El tu contrato procura usar un lenguaje claro, conciso, preciso y sin florituras. Cíñete a los hechos y a sus consecuencias, sin usar adjetivos calificativos que no son necesarios.

 

 

5 – Modelos de contratos de boda descargables

Aquí abajo tienes la posibilidad de descargarte un PDF con unos modelos de contrato de fotografía de boda.

En este documento, lo primero que verás es un recordatorio de la estructura básica que puede tener un contrato de fotografía.

Seguidamente verás el Modelo 1. Éste es un modelo que tengo guardado desde hace muchos años pero que no he llegado a usar nunca.

Después tienes el Modelo 2 que el modelo de contrato de reportaje de boda que yo escribí para mi. Le acompaña el anexo de solicitud de permiso para exponer las fotos conforme a la LOPD.

Este modelo es fruto de mi experiencia. Es decir, de lo que me ha pasado, de los problemas que he tenido y que he ido incorporando a mi contrato.

He tenido clientes que eran abogados, jueces o notarios; o lo eran los padres de alguno de los novios. Alguno me comentó seriamente que tenía que estudiarlo. Con el paso de los días les preguntaba y me decían que lo habían leído y que todo estaba en orden.

Imagino que eso quiere decir que no tiene nada ilegal.

Para terminar tienes el Modelo 3 que me ha llegado hace pocos días y que me ha dejado perplejo.

Me parece un pésimo texto con bastantes legalidades y no pocas incorrecciones. Le he intercalado mis comentarios sobre qué me parece cada párrafo y cómo lo dejaría yo si es que lo quieres poner.

 

Aquí debajo tienes una caja para compartir este artículo en las redes sociales.

Cuando lo compartas desaparecerá y en su lugar verás un texto grande, de color rojo, con el enlace de descarga.

 

 

 

6 – CONCLUSIONES

Ya has visto algunas ideas para hacer tus propios contratos de fotografía.

Sobre todo si te dedicas al reportaje social y concretamente a las bodas.

Ahora te toca a ti revisar tu contrato y compararlo con las ideas y propuestas que te hago.

 

Dime ¿tienes contrato?

¿Cómo es?

¿Vas a modificarlo después de leer este artículo?

¿Hay alguna cosa que podríamos añadir para completar el contrato? ¿Qué se te ocurre?

Aporta tus comentarios y participa con tu valoración del post y compártelo en las redes sociales.

 

Resumen
Título
Contratos de fotografía: todo lo que necesitas saber para hacerlos bien
Descripción
Crea fácilmente tus modelos de contratos de fotografía con ayuda de esta completa guía. Descarga 3 modelos de contrato que te servirán de patrón.
Autor
Autor de la publicación
Marketing para Fotógrafos de España
Logo del autor

10 COMENTARIOS

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Fran Solana 2016 Oct 10 / 17:17

    Muchas gracias Vicente, un post muy útil. Ya tenía contrato pero viene bien modificar algunos aspectos que no estaban muy claros y que ahora he podido ver

    Claridad 9.6
    Utilidad 10.0
    Originalidad 8.4
    • Vicente Nadal 2016 Oct 10 / 17:26

      Me alegro Fran de que te sirva de ayuda

  • Sera 2016 Oct 11 / 12:32

    Post muy util

    Claridad 8.5
    Utilidad 9.5
    Originalidad 8.4
  • Javier Escandell 2016 Oct 11 / 19:08

    Excelente articulo y muy necesario. En nuestro estudio tenemos claro que el contrato es primordial para el buen funcionamiento de nuestro trabajo, es una herramienta mas de nuestro día a día y he quedado bastante sorprendido con el trabajazo que se ha pegado Vicente, incluidos puntos que ni se me habían pasado por la cabeza. Enhorabuena por este aporte a mejorar nuestra profesión.

    Claridad 9.9
    Utilidad 10.0
    Originalidad 10.0
    Positivos
    Claro y conciso. Detalles nuevos que no se me habían ocurrido incluir en un contrato.
    Negativos
    Ninguno
    • Vicente Nadal 2016 Oct 11 / 19:21

      Gracias Javier por compartir tu experiencia y por la valoración del artículo.
      Ciertamente tener un buen contrato es una tranquilidad grande. Además estamos obligados por la ley a ciertas cosas de modo que tener un contrato no es una opción sino una obligación.

  • Antoino 2016 Oct 14 / 11:45

    Genial maestro, mil gracias!!

    Me surge una sola pregrunta: ¿Qué metodo aconsejas para la firma? a veces es a distancia y si hay que esperar mucho se enfria la cosa.
    Yo se lo mando por mail, les pido que lo impriman, lo firmen, le saquen una foto con el móvil y me lo manden por wassap, ¿es correcto?
    ¿qué opinas de la firma online?

    …mil gracias más! y ya suman dos mil! 🙂

    Claridad 9.5
    Utilidad 9.7
    Originalidad 9.3
    • Vicente Nadal 2016 Oct 14 / 12:30

      Gracias Antonio por tu pregunta, es muy interesante.
      La verdad es que siempre he pensado que esa firma se ha de hacer presencialmente una vez que los novios ya están decididos.
      Si están dudando no veo la necesidad de ofrecer un contrato para firmar.
      Pero en el caso que lo hagas lo ideal sería que lo hicieran mediante un PDF.
      Lo malo es que es un método poco conocido y que implicaría un esfuerzo grande a tus clientes.
      Una opción es que lo impriman y lo firmen y te lo manden por correo ordinario. Mientras llega te mandan una foto del contrato.
      Así tienes un contrato legal y una prueba temporal del mismo.

  • FERNANDO LOPEZ GAMEZ 2016 Oct 18 / 07:46

    me suscribí para descargar los modelos de contrato pero no soy capaz

    • Vicente Nadal 2016 Oct 18 / 08:18

      Hola Fernando. Inténtalo de nuevo. Haz ctrl+F5 en el navegador y comprueba que aparezca la caja para compartir el post. Una vez compartido verás el enlace para descargar los modelos de contrato.

      Si tienes más problemas ve a la página “contacta” y me mandas un mensaje para que te lo pueda remitir.

      Saludos

Deja un comentario

  • Claridad
    0.0
  • Utilidad
    0.0
  • Originalidad
    0.0