Cómo comenzar en la fotografía: 10 consejos para ser fotógrafo

Cómo empezar en la fotografía es una de las preguntas que recibo más a menudo en mis redes sociales o en mi buzón de correo.

Sobre todo cómo empezar a ser fotógrafo para tener un negocio de fotografía rentable

En este artículo te voy a dar 10 consejos que te sirven tanto si estás empezando en la fotografía como si vas a comenzar pronto o si llevas ya algún tiempo de fotógrafo pero tienes todavía dudas como cómo organizar tu negocio de fotografía.

 

 

Cómo comenzar en la fotografía: viendo mi vídeo 😉

Recuerda que el contenido del vídeo y del artículo no son iguales al 100%. Escucha el vídeo y luego lee el artículo porque entre ambos tendrás más información.

Si tienes problemas para ver el vídeo aquí incrustado recuerda que puedes verlo directamente en mi canal de Youtube haciendo clic aquí

 

 

1 – Para comenzar en la fotografía cualquier cámara te basta

Lo primero que tienes que saber es que para empezar en la fotografía no necesitas gastarte mucho dinero en una gran cámara porque estás empezando. Todavía no sabes muy bien qué tipo de fotografía vas a hacer y cualquier inversión seguramente va a ser un error.

Por lo tanto empieza con la cámara que tengas. Si no tienes ninguna cámara acude al mercado de 2ª mano y compra cualquier que cumpla unos requisitos mínimos:

1 – que sea una cámara réflex

2 – que tenga ópticas intercambiables

No importa que tenga 456 años porque la vas a utilizar para aprender y para romper la mano. Piensa siempre que el aprendizaje no lo vas a hacer con la cámara con la que trabajarás de modo definitivo cuando por fin puedas vivir de la fotografía.

No busques marcas, no busques grandes prestaciones. Busca simplemente una cámara que te ayude a aprender. Si te la pueden pueden prestar mejor.

 

2 – Estudia fotografía y aprende a hacer buenas fotos

Es muy importante que estudies fotografía. Que estudies las bases, la técnica y los diferentes estilos fotográficos.

Esto ni tiene porqué ser caro. Hoy en día tiene alternativas muy económicas.

Yo te recomiendo que te pases por la plataforma Carrete Digital donde vas a encontrar:

– podcasts gratuitos

– un blog con mucha información

– una biblioteca de recursos muy interesantes

– una comunidad de usuarios que como tú están aprendiendo y compartiendo sus experiencias

– puedes acceder a un montón de cursos solamente por una cuota mensual muy económica

Lo importante de estudiar fotografía no es irte a la mejor escuela de fotografía del mundo y gastarte una fortuna.

Se puede aprender fotografía desde abajo de modo sencillo y económico. Piensa que todavía no sabes si de verdad te vas a dedicar a la fotografía. Por tanto no inviertas demasiado dinero. Comienza poco a poco.

 

 

3 – Escoge bien tu nicho de fotografía

Conforme vayas estudiando fotografía conocerás diferentes especialidades de fotografía:

– macro

– nocturna

– retrato

– deportes

– paisajes y naturaleza

– reportaje social, etc.

Descubrirás poco a poco esa especialidad que te atrae más y es más interesante para tí

Pero ten mucho cuidado.

Hay muchos nichos de fotografía que son muy muy bonitos pero es muy muy muy difícil vivir de ellos. Este artículo va sobre cómo tener un negocio de fotografía rentable y puedas vivir de él.

Mi recomendación, si quieres empezar a vivir de la fotografía, es que comiences por la fotografía social.

La fotografía social es con la que más fácilmente vas a poder desarrollar un negocio y una cartera de clientes.

A lo mejor te gusta más la fotografía submarina, es posible, pero vender fotografía submarina es muy difícil. Su un nicho es  muy pequeño y hay que ser muy bueno y es muy complicado. Lo mismo si hablamos de fotografía nocturna o de paisaje. Estás bastante limitado en el mercado de la venta. Eso no quiere decir que no exista. Lo que pasa es que las posibilidades son mucho menores y es un mercado muy difícil al que entrar.

Sin embargo hacer un reportaje de bautizo, de boda, un book o un retrato está bastante más a mano.

Por eso piensa que no es lo mismo la fotografía que te gustaría hacer, que la fotografía que te puede dar de comer .

Esa es una decisión que tienes que tomar tú, nadie puede tomarla por ti.

Esta decisión influye a la hora de que tu negocio de fotografía sea rentable o no.

 

 

4 – Aprende marketing y ventas

Necesitas un plan de negocio porque quieres vivir de la fotografía y quieres que tener un negocio rentable

Si eres un fotógrafo inteligente te darás cuenta de que hacer buenas fotos no basta. Hay que venderlas y hay que venderlas con cabeza.

Hay que saber vender y si quieres saber vender tienes que aprender técnicas de venta y marketing.

De nada sirve hacer magníficas fotos para vivir de la fotografía si luego en una es capaz de venderlas.

Es más importante incluso saber vender qué saber hacer buenas fotos. Una foto mediocre bien vendida se puede vender cara. Una muy buena foto mal vendida posiblemente no se pueda vender por nada.

Por tanto es más importante aprender a vender que aprender a hacer buenas fotos aunque parezca mentira. Es la pura verdad

 

5 – Nunca te gastes una fortuna en tu material

Los fotógrafos somos como las urracas, vemos algo brillante y nos lanzamos por ello.

Que ha salido el nuevo teleobjetivo que vale 2000 €: hacemos lo que sea y lo compramos para usarlo 3 veces en la vida.

Somos unos auténticos despilfarradores de material.

Todo el material que vayas a usar una única vez alquilalo o pídelo prestado. No lo compres. Compra solamente lo que uses todos los días. Lo que vayas a usar una vez al año lo alquilas o lo pides prestado.

No compres nunca una cosa que no eres capaz de amortizar en un año a base de los trabajos que hagas.

 

Eso también se refiere al software de edición y retoque fotográfico.

Todos sabemos que hay tres programas que son los más usados y reconocidos por todos los fotógrafos en el mundo.

Pero no son los únicos. Hay otro software desconocido de muchísima calidad a un precio muchísimo más barato que te puede dar el mismo resultado (o incluso mejor).

Pero como todo el mundo utiliza estos programas ni te planteas otras opciones.

Lo importante es que tú seas capaz de ofrecer a tu cliente un producto que a él le enamore y que tú seas capaz de sacarle partido a tu equipo.

No importa que tengas un equipo barato. Realmente quien hace la fotografía eres tú, quien decide la toma eres tú, quien decide el encuadre y quien decide la posproducción.

He visto fotos magníficas hechas con cámaras corrientes Con un buen procesado se puede conseguir grandes imágenes.

No pienses nunca que el dinero que inviertes en el software o en tu equipo es lo que te va a dar una mejor fotografía para ganar dinero.

Eso no es verdad. Realmente tu capacidad de ganar dinero está en tu imaginación y tu capacidad de producir. Yo te voy a recomendar un software que se llama Luminar 4.

Está preparado especialmente para facilitar y agilizar tu trabajo. Te sorprenderá su bajo precio y altas prestaciones.

Puedes usarlo de modo independiente o como plugin de los otros programas más populares de edición.

 

6 – Crea un buen portfolio

Uno de los mayores problemas a los que te enfrentas cuando empiezas en la fotografía es la ausencia de porfolio

No puedes vender tu trabajo si no eres capaz de enseñarlo por ese motivo necesitas crear un portfolio lo antes posible.

La mejor manera de crear tu portfolio es usar a la gente que tienes cerca: tus amigos, vecinos, familiares…

Pídeles que te dejen fotografiarlos y acude a todos los eventos familiares con tu cámara de fotos.

Busca en grupos de intercambio personas que desean tener fotografías y se dejan fotografiar gratis como modelos a cambio de tener un portfolio.

Así vas a poder practicar y ensayar hasta que tengas una buena cantidad de fotografías para seleccionar.

De paso también esto te va a servir de aprendizaje. Aprendizaje de fotografía y aprendizaje de manejo de las personas que también es muy importante.

Una vez que tengas este material fotográfico haz una buena selección. No te enamores de tus malas fotos. Lo normal es que hagas una buena foto por cada 100 o 200 fotos mediocres. Escoge bien tus buenas fotos y enseña solamente las excelentes.

Piensa que no es mejor fotógrafo aquel que hace buenas fotos sino aquel que te enseña sólo sus mejores fotos.

Todos los grandes fotógrafos, hasta los más grandes, hacen fotografías mediocres. Lo que sucede es que te enseña solamente sus grandes obras.
Una vez que tengas un buen porfolio ya podrás empezar a cobrar. Pero no puedes empezar a cobrar si antes no tienes algo que enseñar y que le guste a la gente.

Por ello para empezar a crear tu portfolio busca la manera de trabajar gratis en aquellos tipos de fotografía que tú quieres vender y que representan tu estilo. A partir de ahí podrás empezar a enseñarlas y podrás empezar a cobrar por tu trabajo

 

 

7  – Crea una web profesional

Tener una web es fundamental. Es el lugar donde tú vas a crear tu marca, tu imagen y a vender tus servicios.

No puedes ser un fotógrafo profesional serio sin una página web.

No sirve que tengas una página en Facebook, no sirve que tengas un perfil en Instagram. Eso no es suficiente. Tu casa, tu negocio, está en tu página web

Del mismo modo que tú inviertes en herramientas profesionales, en cámaras de fotos profesionales y tienes un equipo que utilizas de un modo profesional, de esa misma manera tu página web debe de ser también profesional.

Más aún, te diría que puedes tener un equipo mediocre, puedes tener un equipo barato, puedes utilizar un software barato pero lo que va a vender tus fotos es tu imagen de marca, tu presencia, aquello que los demás ven de ti.

Por eso es más importante invertir mucho en tu imagen en tu marca, en tu presencia y en tu página web porque eso va a hacer que la gente  confíe más en ti y esté dispuesta a pagarte más.

Tu imagen vale más que la calidad auténtica del trabajo que hagas. Estamos en un negocio de fotografía y como tal negocio es más importante la imagen que tengan tus clientes de ti que lo que realmente les entregues.

Invierte en una buena página web, que esté bien diseñada para vender, que tenga una buena estrategia de ventas y selecciona un buen porfolio que poner en esa página web.

De esa manera podrás empezar a pensar que estas cerca de tener un negocio de fotografía rentable

 

 

8 – Maneja bien las redes sociales

Las redes sociales son el boca a boca actual. En las redes sociales:

– te haces popular

– consigues una comunidad de seguidores fieles

– viralizas tu trabajo

– eres capaz de hacer que la gente te quiera y te admire aunque no te necesite como fotógrafo

– tus fans te recomendarán

– lograrás contratos

Es muy importante que aprendas a manejar bien las redes sociales y a manejar aquellas que de verdad van a serte útiles en función del tipo de fotografía que hagas.

No tienes que estar en todas. Tienes que estar solamente en aquellas que de verdad son útiles para ti como herramienta de comunicación.

Las redes sociales son tú relaciones públicas y donde te haces popular. A las redes sociales no puedes ir a molestar a la gente con tus ofertas, tus promociones y tus descuentos.

Las redes sociales son para hablar con la gente, para conocerla y para saber lo que les gusta. También te sirven para conocer lo que está sucediendo en el mercado o hacia dónde van las tendencias. Luego ya verás tú si quieres seguir alguna de esas tendencias o al contrario quieres desmarcarte y hacer algo diferente.

Pero no uses nunca las redes sociales como un lugar para hacerte promoción de modo exclusivo porque eso cansa a la gente y hace que en lugar de quererte se esconda de ti.

 

 

9 – Crea un estilo único

Al principio es normal que aprendas copiando a otros fotógrafos.
En todas las disciplinas artísticas se aprende copiando. Tanto en dibujo, pintura, escultura, lo normal es aprender copiando a los maestros.

Pero cuando tú aprendizaje llega a cierto nivel debes de ser capaz de encontrar tus propios caminos y encontrar tu propio estilo.

Tú debes de ser capaz de crear tu propia manera de comunicación fotográfica y de hacer un tipo de imagen, un tipo de fotografía, que se diferencia de tu competencia.

Estamos hablando de hacer un negocio de fotografía rentable. Lo menos rentable en la fotografía es hacer las mismas fotos que hacen todos. Porque tú cliente ir a buscar al más barato, puesto que todos hacen las mismas fotos.

Lo más rentable es tener un estilo propio. Cuando tú defines tu estilo y eres capaz de tener una manera única y diferente de fotografiar son  los clientes los que van a por ti.

Estos clientes te buscan por tu estilo y en ese momento el precio es un factor secundario. Puedes subir el precio sin miedo porque te están buscando porque eres diferente. Porque de eso se trata, de ser diferente.

Por eso si quieres ser un fotógrafo, si quieres tener un negocio de fotografía rentable, encuentra cuanto antes tu estilo. Pruébalo con tus amigos, conocidos y clientes más cercanos para comprobar que efectivamente ese estilo gusta y tiene una posibilidad de hacerse un hueco en el mercado. Inténtalo hasta que lo consigas porque de eso depende en gran medida la rentabilidad de tu negocio.

 

10 – Aprende a decir que no

Lo peor que le puede pasar a un fotógrafo es coger trabajos de fotografía que no quiere coger sabiendo que va a perder dinero.

Yo también lo he hecho y me costó mucho aprender a decir que no. Pero cuando aprendes a decir que no tu negocio da un cambio sustancial, da un paso hacia adelante. Dejas de perder tiempo, dejas de perder dinero, tienes más tiempo libre para crecer, para estudiar marketing, para buscar mejores clientes,

De pronto tu tiempo aumenta y la rentabilidad de tu tiempo también. Por eso es muy importante que seas capaz de aprender a decir que no. Esto no lo vas a poder hacer si no tienes muy claro cuál es el coste de tus horas y cuál es el margen de beneficio de tu negocio.

Por eso es importante para ser un fotógrafo que tenga un negocio rentable empezar desde el principio teniendo:

un estilo único

un buen portfolio

una buena página web

un buen manejo de las redes sociales

una buena marca personal

aprender a decir que no a esos trabajos pequeños a esos trabajos inútiles que lo único que hacen es cargarte de horas pero que no te dan dinero

 

CONCLUSIONES

Como puedes ver comenzar en la fotografía tiene su proceso y su aprendizaje. Estos son 10 consejos básicos. Evidentemente no se acaba aquí. Hay muchas cosas más para hacer.

¿Qué más se te ocurre que podríamos añadir a la lista? ¿quitarías algo? ¿cómo lo llevas tú?

Cuéntame en los comentarios tu punto de vista y cómo podría ayudarte con otros artículos en el blog.

Y no olvides compartir el artículo en tus redes sociales si te ha gustado.

 

Resumen
Cómo comenzar en la fotografía: 10 consejos para ser fotógrafo
Título
Cómo comenzar en la fotografía: 10 consejos para ser fotógrafo
Descripción
Cómo comenzar en la fotografía. 10 consejos para dar los primeros pasos como fotógrafo y tener un negocio rentable desde el primer día.
Autor
Autor de la publicación
Marketing para fotógrafos de Vicente Nadal
Logo del autor

Deja un comentario

  • Claridad
    0.0
  • Utilidad
    0.0
  • Originalidad
    0.0

He leído y acepto la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.